La inspiración.

Imagen

El estimulo que conlleva a un acto creativo, la belleza que motiva, el sentimiento novedoso; el apasionado; el doloroso, el deseo de dejar huella por siempre, el desencadenante de la creación literaria, la musa que compone canciones, la inmortalización de la pintura, el punto de partida para hacer algo nuevo; eso es la inspiración.

De donde venga, por cual medio y bajo que bandera es lo que menos importa. La inspiración desencadena una cascada creativa o creadora que al final deja un resultado que expresa una sumatoria entre el estimulo inicial, la percepción de ese estimulo y la capacidad de expresarlo.

Los hermosos poemas de Adolfo Becquer, los descabellados cuadros de Goya o las erizantes canciones de Serrat son el resultado de una inspiración bien conducida.

Una fuente estimulante de inspiración puede ser fugaz o perpetua, todo depende de la cantidad de estímulos que esta genere. Por ejemplo, cuando una mujer logra prendar a un hombre con su magia y resplandor, si dicho hombre tiene facilidades de expresión lo más seguro pueda manifestar sus sentimientos a través de una canción o un poema y es posible que un solo momento sea capaz de generar un par de poemas o una docena de cartas, pero si esa mujer no genera más estímulos o respuestas que puedan estimularle, lo más seguro es que el hombre descienda en su fase creativa y poco a poco seda frente a la ausencia de respuesta o estimulaciones de esta musa. De ahí es posible continuar con una auto estimulación basada en el propio proceso creativo y así ver a futuro algunos episodios estimulantes que podrían desencadenar en nuevas obras, pero esos estímulos serian autogenerados por el hombre creador y a la larga serian producto de una simple fantasía.

La creación continua necesita una estimulación continua. La creatividad no es un asunto de hacer las cosas diferentes o abstractas, la creatividad es darle a lo existente una renovación pero que mantenga o mejore su funcionalidad. En el campo de las artes se traduce en nuevos y más apasionados poemas, en envolventes canciones con melodías más armoniosas o con cuadros que en una manera muy personal del autor transmita histriónicamente una percepción subjetiva del pintor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s